Cuando te dejas llevar

En la vida las cosas pueden ir muy bien, bien, medianamente bien o simplemente mal. Cuándo esto último ocurre, pueden pasar dos cosas. O bien lo ves y te das cuenta, o sin embargo ,como me pasó a mí, te hacen que no lo veas. O más bien, te manipulan.

Cuando estás enamorad@, estás tan cegado que no ves la realidad. Que te cuesta asimilar las realidades que ocurren a tu al rededor. Te lo digan tus amigos o tu familia, te lo repitan o no. Al final, si te das cuenta, te repites una y otra vez. "Que tont@ fuí". Dependemos tanto de la persona de la que nos enamoramos a lo largo de una relación, que para nosotros mismos dejan de existir todo tipo de ocios y entretenimientos. Tantas veces en la vida me arrepentiré de no haberme dado cuenta antes... No sé si esto es una reflexión o simplemente un consejo. Jamás en la vida dejes que alguien sea más importante que tu mismo.




3 comentarios:

McM dijo...

Y tanto que sí...pero afortunados nosotros los que podemos entregarnos así, a pesar de las traiciones y las cegueras de las que somos víctimas, a veces. Hay gente que no aprende, bien es cierto, pero los hay que aún aprendiendo de los palos siempre están dispuest@s a abrazarse al amor como si nada hubiera pasado en sus corazones...si te dejas llevar por las malas experiencias de los demás, nunca te expondrás...nunca experimentarás esas sensaciones...para algunos el amor es algo de película!
Bienvenida Nieves (jajaja, yo acabo de llegar!)

Seu dijo...

Ufff me cuesta creerlo. No sé por qué, pero me cuesta mucho pensar así.
Yo no me he enamorado nunca, no puedo hablar libremente del tema... pero en mi circunstancia actual... me cuesta creer que puedas impedir que la persona que amas sea menos importante que tú... el amor es muy ilógico...

Pero pensaré en ello :)

Peace-for-ever dijo...

Sabio consejo, pero dicen que no hay más ciego que el que no quiere ver, y me parece que los enamorados tiene muy pocas ganas de ver.

Un abrazo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

 
© 2011 Todos los derechos reservados