Internet oscuro, trastorno homosexual... ¡El mundo se va a acabar!

Acudí en México Distrito Federal al 2° Congreso Nacional de Cultura de la Legalidad, Informática Jurídica y Derecho Informático, lo cual por muy rimbombante que se escuche no lo es aquí más información:

El punto es que un tema: “Ética y valores en la familia y la sociedad, frente al siglo XXI” fue tratado por “expertos” y en un panel dilucidaron acerca de que esta llevando esta sociedad a la decadencia.

Hasta aquí todo correcto, hasta que una señor que dice ser funcionario público:José de Jesús Garza Treviño quién es Secretario Técnico del Consejo Estatal para la Promoción de los Valores y la Cultura de la Legalidad en Monterrey Nuevo León, tomo la palabra para vociferar en contra de:

  • La televisión.
  • El periodismo.
  • El internet: a quién este señor se refirió como algo oscuro.
  • La liberación femenina.
  • La homosexualidad: a lo que se refirió como el “trastorno homosexual”.

Este personaje, leyó y leyó una tediosa hora, hojas y hojas de “información” con la cual exponía sus “argumentos” del por que la televisión era maligna, es decir, los periodistas son satán al publicar sólo lo que les conviene, el internet debería limitarse pues hay mucha información fea y oscura, la liberación femenina destruye familias y el trastorno homosexual debe ser combatido y no legitimado como lo ha sido en el Distrito Federal por ser fuera del “orden natural”.

Fue tal el alucine de este señor que primero me irritó, después me puso a pensar en una estrategia jurídica para hacerle callar y por último me dio franca risa su postura y la mía, pues a pesar que existe la manera legal de acusarle por discriminación, es parte del gobierno y por lo tanto parte del sistema que crea y ejecuta la ley; es decir que mis esfuerzos unilaterales para que le digan: no hables así -si es que consigo algo-; serían titánicos y el resultado es endeble.

Por lo cual, por medio de los oscuros recursos de internet, con el poder que me ha dotado la blasfema liberación femenina y debido a mi trastorno homosexual, quiero exponer la opinión del señor y hacer algo constructivo, permitir analizar que la opinión de un personaje público es muy personal y que sus funciones públicas no deberían en ningún caso ser parte de sus políticas públicas y lo que me da vergüenza de la cómica soberanía mexicana al ceñir sus acciones “laicas” en lo más absurdamente dogmático y religioso que conozco

Es realmente incongruente que un servidor público, responsable de atender a la población en su conjunto, pueda emitir opiniones tan retrogradas.
Como es posible que una persona como esta, tan fanática y de ultra derecha sea un servidor público?

Cuando la función pública debe ser laica y procurar en el estado dejar fuera los fanatismos y prejuicios, que sólo alimentan el odio e ignorancia! y mucho más considerando que es de una dependencia estatal que debe cuidar los valores no atrofiarlos!!

@RosarioEsquivel

2 comentarios:

Peace-for-ever dijo...

Creo como tú que a un funcionario público no se le deberían permitir ciertas opiniones, al menos mientras represente al estado. La pena es que estoy convencido que todos los que aplauden ese tipo de opiniones no opinaran como tú o como yo, y eso es lo que los alimenta, siempre encontrará quien le aplauda.

Un abrazo.

Rosario Esquivel dijo...

Sí así es Pace-for-ever, y pues no queda más que seguir educando contra la ignorancia en todos los ámbitos para evitar que cada día sean menos los que piensen de manera tan mediática ;)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

 
© 2011 Todos los derechos reservados