La Masturbación


Aunque este parezca un tema para adolescentes, en realidad la mayoría de adultos nos seguimos masturbando, y solo dejamos de hacerlo en períodos concretos en que nuestras relaciones sexuales con otras personas pasan por períodos de actividad sexual frecuente y altamente satisfactoria.

La masturbación en el mundo occidental goza de muy mala fama, que creo que fundamentalmente se lo debemos a las religiones, aunque ha habido otros factores que contribuyeron a ello. En las antiguas tribus, que tenían como primera prioridad la supervivencia que en parte se basada en el incremento de la población de la tribu, toda conducta sexual que se apartara de estos fines era considerada casi como una traición a la tribu y como una perversión.

Más tarde se utilizó como método contraceptivo. Cuando este entró en competencia con otros métodos de evitación del embarazo como el preservativo se empezó a especular con los daños que esta producía a la salud y se le atribuyó la mayoría de los trastornos médicos conocidos, incluyendo las convulsiones epilépticas, la gonorrea y la locura. Recuerdo que mi madre me decía que si me masturbaba se me haría el cerebro agua.

En la actualidad la sexualidad es motivo de ocupación de múltiples disciplinas, y precisamente por eso es mayor la desinformación y los mitos que rodean la sexualidad, que la información científica que se divulga.

El hecho, es que la mayoría de los jóvenes se masturba y lo hace desde el inicio de la pubertad como parte del descubrimiento de su sexualidad, y continúa haciéndolo durante la adolescencia, pues es la práctica sexual más asequible y la utiliza para la liberación de sus impulsos de naturaleza sexual. En la juventud y adultez continúa practicándola cuando no cuenta con una pareja o como una forma de autoerotismo por sí misma. Se sabe de la existencia de adultos que además de tener relaciones sexuales también se masturbaba.

Actualmente, a pesar de que casi hay consenso en la comunidad sexológica mundial acerca de la inocuidad de la masturbación, aun se escuchan voces opositoras y condenatorias, no sólo de sectores ortodoxos de la iglesia, sino de conocidos miembros del cuerpo médico, que pertenecen a entidades que brindan asistencia y consejería a la comunidad, generando opinión y difundiendo sus ideas. Aún hay un alto porcentaje de la población adolescente que cree que la masturbación puede producir problemas de salud.

La mayoría de los niños y niñas realizan exploración de sus genitales como parte de su auto descubrimiento. Kinsey detectó la presencia de orgasmos mediante la masturbación en la infancia, informó que el 32% de los niños menores de 1 año eran capaces de tener orgasmos. En los primeros estudios se pensó que la presencia de la masturbación en niños era señal de precocidad sexual e indicio de conductas problemáticas, sin embargo, al profundizarse el estudio de la conducta sexual y al poner mayor atención a los niños se encontró que estaba lejos de tener un efecto perturbador, así aquellos niños con mayor tendencia masturbatoria llevaban mejores relaciones con su madre, en comparación con quienes mostraban una conducta más conflictiva que se caracterizaban por una menor práctica de la masturbación.

Los niños empiezan a masturbarse desde muy pequeños, a los 10 años ya la han practicado el 13% de los varones, alrededor del 12% de las niñas la ha practicado alrededor de los 12 años, en el caso de los niños el porcentaje es del 21% a la misma edad, mostrando un inicio más temprano (Kinsey, 1953).

Hombres y mujeres de edad madura y en la ancianidad se masturban. Un estudio mostró que el 59% de las mujeres solteras y 30% de las casadas entre 50 y 79 años se masturban, y otro estudio que la practicaba el 78.6% de los varones, por lo que resulta difícil aceptar que la masturbación es un acto propio de individuos inmaduros.

En donde se puede apreciar mejor el cambio de actitud frente a la masturbación, es en su actual uso como parte de la terapéutica de disfunciones situacionales del orgasmo, del vaginismo y de la excitación sexual.

Para gran parte de la comunidad sexológica, la masturbación ya no sólo no es considerada como perjudicial, sino, que muchos sostienen que es la forma más fructífera de responder a la máxima capacidad sexual del individuo, y que la masturbación, constituye un acto perfectamente sano y normal en muchachos, muchachas, hombres y mujeres tanto jóvenes como ancianos.

Un abrazo.


(Este texto está inspirado y a trozos copiado de Mitos y realidades acerca de la masturbación o autoerotismo)

6 comentarios:

alex dijo...

de verdad hay medicos que piensan que la masturbación es mala? en fin, que le vamos hacer. Yo no creo que sea nada mala, es mas, creo que ayuda muchas veces cuando uno está agobiado a relajarse, y más cuando los agobios son sexuales o algo así. No se, es que esto me resulta tan tonto y absurdo. Por favor, que hacerse una paja no es malo para nadie.

Un beso cielo

Rosario Esquivel dijo...

Interesante contextualización de esta practica al paso del tiempo.

En mi perspectiva personal, no existe lo bueno o malo y sólo creo en lo conveniente o inconveniente; en este caso creo que como en todos los casos el exceso es lo que implicaría una inconveniencia.

Pero realmente avalo y celebro la masturbación como medio de auto conocimiento de nuestros cuerpos y como herramienta para responsabilizarnos de nuestro placer.

Peace-for-ever dijo...

alex (Isra):
Efectivamente, todavía hay gente, sobretodo entre los más jovencitos, que creen en muchos de los bulos que circulan sobre la masturbación, no lo dudes.
---

Rosario Esquivel:
Estoy de acuerdo contigo, todas las cosas tienen su justa medida... Todos abusos suelen llevar asociados graves inconvenientes.
---

Gracias por haber pasado por aquí y especialmente por haber dejado vuestro comentario.

Un abrazo.

tatojimmy dijo...

Lo que dices de la opinión de algunos médicos, me deja un poco descolocado. Salvo que sean médicos condicionados por sus creencias religiosas.
Anda que no se decían cosas sobre los efectos de la masturbación... jijijijiji.

besos.
muchos.
envueltos.

Peace-for-ever dijo...

Tatojimmy:
Aunque parezca mentira hay quien usa su autoridad científica para mentir cual bellaco, ya sea para defender sus intereses, sus creencias, su posición social, su poder... Y no olvidemos el poder y la influencia que tuvieron y aún tienen las religiones. Aunque de la prensa científica de la masturbación se culpa también a los fabricantes de preservativos...

Por suerte no es más que una sarta de mentiras, sino somos muchos los que estaríamos enfermos de esos males tan terribles. Jajajajajajajajajaja...

Muchas gracias por pasarte y comentar.

Un abrazo.

alejandro bravo dijo...

Que interesante,el planteamiento que haces acerca de esta práctica, realmente muy buena....

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

 
© 2011 Todos los derechos reservados