Howard Ashman, el artífice del despertar de Disney

Hoy inaguro una nueva sección en el blog que he titulado "Celebridades LGBT" y en la que iré recogiendo figuras destacadas del colectivo a lo largo de la historia. Si quieres recomendarnos alguna celebridad que quieres que destaquemos en un post, escríbeme un correo indicándomelo ;)

Hoy voy a hablaros de Howard Ashman, un guionista, letrista y director estadounidense centrado sobre todo en el teatro musical que seguramente muy pocas veces le hayáis visto la cara, pero sus letras han marcado un antes y un después en la historia del cine, en especial en los clásicos de Disney.

He querido destacar a Howard como primera celebridad de esta sección porque además de que soy un gran fan de él y de Alan Menken, el compositor de las melodías de Disney, porque los clásicos de Disney más destacados de la década de los 90 como La Sirenita, La Bella y la Bestia o Aladdin no hubiesen sido lo mismo si Howard no hubiese formado parte de la fábrica de magia.

Tras una crisis creativa, los directivos de Disney estaban como locos por salir de ese bache de fracasos y números negativos, y habían escuchado que había dos chicos (Howard Ashman y Alan Menken) en Broadway que trabajaban muy bien y hacían unas composiciones extraordinarias, por lo que los directivos de Disney no lo dudaron dos veces y les contrataron para trabajar en la compañía.

Tras una pequeña colaboración a la hora de poner la letra a la canción “Once upon a time in New York City” para la película Oliver & Company, en 1989 le encargaron a Howard y a Alan la música de "La Sirenita". "La Sirenita" en ningún momento se pensó hacerla en género musical, hasta que llegó Howard y decidió convertir la película en un musical para hacerla más llevadera. Con todo el trabajo de guión y storyboard ya empezado, los artistas de Disney volvieron a rehacer todo y adaptaron la historia con la ayuda de Howard a un musical... ¡y qué musical!

¿Quién no recuerda la canción "Parte de tu mundo" o "Bajo el mar"? Canciones impresionantes que junto a una animación novedosa para la época y una historia fantástica hizo de La Sirenita una de las películas favoritas de los fans de Disney.

La canción "Bajo el mar" le otorgó a Howard Ashman y a Alan Menken su primer Oscar por mejor letra original. Tras "La Sirenita" y su increíble éxito, Disney quiso repetir la fórmula mágica y así lo hizo con "La Bella y la Bestia", que le supuso su segundo Oscar a la mejor letra original, por la canción que da título a la película, si bien fue recogido en su nombre a título póstumo por su compañero Bill Lauchman.

El último proyecto del tandem Menken-Ashman fue "Aladdin" y aunque al morir dejó escritas 11 canciones para la película, sólo se utilizaron 3.

Desgraciadamente Howard Ashman falleció a causa del Sida, que en esa época estaba afectando mucho al colectivo LGBT, y no pudo ver nunca terminada "La Bella y la Bestia" ni "Aladdin". Tras su partida, Howard Ashman dejó un legado de música, letra y magia inolvidable, inmejorable e insustituible. Es una pena no haber podido seguir disfrutando de su arte durante muchos años más...

Su visión y concepto del musical fue vital en la creación de los musicales Disney de la época, que ya no volvieron a ser lo mismo sin él.

En el DVD de "La Bella y la Bestia", en los extras, el mismo Alan Menken comenta como cuando estaba en su lecho de muerte, le consultaban cada cosa y tras ponerle al teléfono la grabación de una determinada canción, Ashman con un hilillo de voz sugería: “Más… Streisand” pidiendo que imitaran la forma de cantar de la estrella. Al final del DVD hay una dedicatoria que dice:

"A nuestro amigo Howard, que dio su voz a una sirena y su alma a una bestia. Te estaremos agradecidos eternamente."

(Howard Ashman 1950 – 1991)

3 comentarios:

María Tirado dijo...

hola, me encanto la nueva seccion del blog. y hiciste bn en escoger a esa celebridad ya que disney nunca hubiera sido lo que es, y en verdad fuimos muchos los q crecimos viendo esas peliculas.

Peace-for-ever dijo...

No sé, no me imaginaba que la Disney hubiera dado cobijo a un gay...

Muy interesante esta nueva sección y este primer texto en especial.

Un abrazo.

Seu dijo...

Opino igual que Josep :) Se me hace raro pero... muy curioso. y las curiosidades sí me gustan :)

míticas canciones :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

 
© 2011 Todos los derechos reservados