Internet

Supongo que todos sabéis que Internet no es más que una gran red de ordenadores a nivel mundial, lo que quizás no sabéis tantos es que su origen fue un proyecto de comunicación militar del DoD (Department of Defense de los EEUU) basado en tecnologías existentes que, como tenía dificultades de seguridad demasiado graves y ello en el mundo militar es inaceptable, acabó quedando en manos de las universidades.

En el mundo universitario, donde la seguridad no es tan importante, donde el interés por una herramienta potente de comunicación e intercambio de información es muy alto, tuvo un éxito inmediato. Recuerdo que las universidades europeas montaron la EAN (European Acknowledge Net) sobre la tecnología de lo que luego sería Internet. Aunque seguramente la gran eclosión de Internet viene de la mano de la WWW (World Wide Web, la telaraña mundial). Este tipo de foros en las universidades son libres, cada uno se hace responsable de lo que aporta y todo el mundo tiene derecho a discrepar, revisar y matizar. Así, con estas ideas fue concebida Internet.

De la universidad pasó la industria y de ahí a las casas particulares. En España llegó sobre 1992 a la industria y sobre 1995 a los domicilios. Como ya había pasado con las redes de Teletexto, el primer comercio que arraigó fue el sexual, tanto el de la pornografía, como los contactos a través de los chats y del correo...

Los chicos que este año cumplirán 16 pueden haber visto Internet en su casa toda la vida. Así que para los adolescentes de hoy puede ser la cosa más habitual del mundo. Mientras los de más 35 años no habíamos tenido ni móviles ni Internet en nuestra adolescencia.

Como decía Internet ha revolucionado la comunicación y el intercambio de información y ha dado un potencial brutal a todos sus usuarios para acceder a ello. Pero lo que no se da en Internet es criterio, capacidad para discernir que es cierto y que es falso, para discernir si me están engañando, si me están embaucando... Es decir, está llena de mentiras, falsedades, riesgos... Como todo lo que hacemos los humanos, no nos engañemos.

Estos intercambios perjudican mucho a quienes hasta ahora basaban su negocio especulando con el control de la distribución de la producción intelectual o artística de otros, como las cinematográficas, las discográficas o las editoriales y eso nos está llevando a que quieran controlar lo que nació como algo poco controlable, con la excusa de proteger los derechos de los creadores... En Francia, Sarkozy ha hecho una ley muy restrictiva; en España, Zapatero también; en China Google tiene problemas... Entre todos se están cargando la esencia de Internet, eso de la libre comunicación e intercambio. Es un foro libre ¿quizás demasiado?... Ya sabemos que la libertad tiene muchos riesgos ¿eliminaremos por eso la libertad?

Un abrazo.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

La eliminaremos, no te quepa duda.

Un saludo.

Peace-for-ever dijo...

Anónimo: Jajajajajajajaja... Eso lo resolvería todo ¿Verdad?

Muchas gracias por pasarte y muy especialmente por comentar.

Un abrazo.

Parmenio dijo...

Prefiero un exceso de libertad a la falta de ella.

Benjamin Franklin dijo "Aquellos que renuncian a la libertad esencial por obtener un poco de seguridad temporal, no merecen, ni libertad, ni seguridad"

Lo suscribo.

Un beso (dado libremente)

Peace-for-ever dijo...

Parmenio: Creo que comparto contigo todo lo que dices, incluso la frase de Franklin.

Muchas gracias por pasarte y muy especialmente por comentar.

Una abrazo (dado tan libremente como tu beso)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

 
© 2011 Todos los derechos reservados