La primera vez que...

Me recuerdo como alguien pequeño. Un niño muy pequeño. Nueve, diez años... creo que menos. También recuerdo el día, era un precioso y soleado día de verano, no me cabe la menor duda. No había nubes en el cielo y todo brillaba, lo recuerdo bien.

Ha pasado tanto tiempo y no sé por qué lo recuerdo tan bien, tan claro. Quizás me marcó de una manera especial, quizás son sólo casualidades.

El caso es que el otro día mientras me duchaba me vino esa imagen a la cabeza, ese momento de mi vida. En ese día descrito yo salía corriendo de los vestuarios de la piscina de mi pueblo. Pisaba la ardiente pizarra negra que hacía las veces de caminito y resbalé. De la manera más tonta, como si estuviese planeado. Pero no lo estaba. Me quedé quieto en el suelo un rato, sin saber como reaccionar. Tan sólo miraba el cielo azul... Se me acercó un chico un par de años mayor que yo y me sonrió con ternura, como se le sonríe a un niño pequeño, mientras me preguntaba si estaba bien. Nos miramos un momento, asentí y salí corriendo y riendo con esa gracia de los niños pequeños. Sólo me faltó gritar al aire 'No me he caído, ¡me he tirado!'.

Esa mirada fue un instante. Él chico se llamaba Marín y la gente del pueblo le llamaba de manera jocosa 'marin-quita'. Él era gay. Él lo sabía, yo lo sabía en mi inocencia infantil y el pueblo lo sabía con maldad. Ese fue el primer y único encuentro que recuerdo. Nunca más volví a saber de él. No sé si salió del pueblo, si lo pasó mal, si... no sé nada y puede que nunca lo llegue a saber.

Esa fue la primera vez que recuerdo haber visto a un homosexual. Ayer me vino a la memoria y me hizo pensar en otros homosexuales que he conocido en mi infancia a lo largo de mi historia. Quise compartirlo con vosotros y, a ser posible, haceros reflexionar sobre vuestra primera experiencia de este tipo. Es muy curioso, la verdad.

6 comentarios:

Abzurdah Zenizientah © dijo...

Es interesante la inocencia de los niños, y triste como la perdemos con tanta facilidad. Yo disfrute de mi niñez aunque si hubieron cosas que me marcaron la vida para siempre, pero tambien hubieron muchas cosas buenas. Y creo que hay cosas de esx niñ@ que dejamos atras que seria bueno conservar por siempre. Me encanto tu escrito :)

Bactéria. dijo...

Dios Mío... que bonito es que pesé al tiempo te acuerdes de estas cosas ^^

Yo también viví una cosa muy parecida. yo siempre estuve en contacto con homosexuales, sobretodo hombres, como mi abuelo, dos tios míos, amigos de mi madre (Muchísimos además)...
En fin , en mi pueblo había un chico muy dulce, no diré su nombre por respeto, él era transexual, así que lo cierto no sé si tratarlo de él o de ella... en fin, este chico era perseguido, acosado, maltratado por su familia, víctima de palizas por sentir a su manera, al final se operó, fue una mujer guapa y fuerte, y encontró el amor en un chico al cual también se le rechazó, pero no les importaba...
Recuerdo que antes y despues de aquello, cuidaba de mi cuando mi madre tenía que trabajar, era tan encantador...
Murió a los dos meses de operarse, tras un accidente de coche...
Pero nunca olvidaré todo lo que hizerion con él, tan todo... tan todo... No sé, yo tenía cinco años.
Gracias por haberme ayudado a recordar, ojala nunca muera en mi corazón ^^

Z dijo...

Uhm, yo no recuerdo al primer homosexual que conocí en mi vida, porque ni siquiera los -al menos- cuatro primeros tíos con los que me acosté lo eran teóricamente, jajajajaja.

En fín, es bonito recordar, hoy os ha dado a todos por ahí, a Sergio con su abuela, a Bactéria con su amiga la finada transexual (yo la trataría siempre de ella, por supuesto) y a tí con tu primer chico gay que tal y como lo describes me cae bien. En fín, la vida da tantas vueltas... quién sabe, a lo mejor hoy día lo tienes de vecino y ni te das cuenta!

Peace-for-ever dijo...

Me educaron para que tuviera miedo de los hombres solos que se me acercaran, me hicieron temer a los afeminados, y tenerles asco... La dictadura fue muy dura en este sentido, no fue hasta mi adolescencia que tuve que luchar contra ello, contra mi mismo...

Un recuerdo precioso que si fuera mío guardaría como un tesoro. Gracias por compartirlo.

Un abrazo.

Flecha Azul dijo...

Intento con todas mis fuerzas atravesar las brumas del olvido y recordar la primera vez que conocí a un homosexual...pero no lo consigo...

Aunque si viajo un poco más hacia el futuro aparece la primera sensación, sentimiento...de que yo mismo lo era...¿Tendría 13, 14 años? Recuerdo a aquel chico...tan guapo, tan interesante, tan perfecto...con ese brillo tan especial... que tan nervioso me ponía cuando lo veía y tan triste cuando no, que tan dificil me resultaba articular palabra alguna en su presencia, ...Si, ese recuerdo si que está grabado a sangre y fuego en mi memoria...

Seu dijo...

Abzurdah Zenizientah: Me alegro mucho que te gustara. Y sí, tienes razón hay cosas que vivimos de pequeños que nunca deberíamos olvidar. De niños somos más puros, más mágicos, lo vemos todo de manera distinta... =)


Bactéria: Opino que eres afortunado de haberte creado en un ambiente tan tolerante. Es muy extraño, la verdad :) Linda tu anécdota también :)


Z: Quién sabe dónde estará jajaj y quién sabe si tendrá algún recuerdo de mí. quién sabe... En fin ^^ Gracias por comentar


Peace-for-ever: Vaya... a esto me refería con que hay gente que tiene suerte a nacer en ambientes tolerantes como le decía Bateria... Lo guardaré como un tesoro hasta que la memoria me lo permita... si ha durado tanto... durará más ^^


Flecha azul: Vaya vaya... con ese recuerdo jajaj fijo que ese no lo olvidas jamás! ;) Quizás ese fue el primer homosexual que conociste... a ti mismo... :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

 
© 2011 Todos los derechos reservados