6º de Bachillerato. Capítulo 4º : El fin de la República

El 18 de Julio de 1936 empezó para Pascual como otro día de verano más...se despertó sobre las diez, y con toda la calma del mundo desayunó, se aseó y acompañó a su madre para ayudarla con las compras...Entraron en la tienda de Marcial. Aquella mañana estaba nervioso:

-¿Señora no ha oído las noticias de la radio?
-No...no suelo escucharla por la mañana...¿que pasa?
-Ayer se sublevaron los militares en Canarias y en el Protectorado de Marruecos...y hoy se está propagando por toda la península...

-Me está poniendo un poco nerviosa, Marcial...¿seguro que no es una exageración suya?...mire que usted se alarma muy pronto...
-Estoy hablando muy en serio, señora.


Se apresuraron comprando y volvieron rápidamente a la casa...durante toda la tarde su madre no le dejo salir a la calle, así pues lo pasó junto a ella oyendo por la radio las noticias, que pese a los mensajes conciliadores del Presidente de la República, eran cada vez peores...

No pudo ver a Matías en todo el día...lo echó mucho de menos...

Durante los dos días siguientes Pascual paso largos ratos mirando por la ventana, apenas se veía a nadie por la calle...a lo lejos se oían tiroteos...

En la mañana del día 20 tuvieron la noticia de que toda Castilla la Vieja había caído en manos de los sublevados...A lo largo de toda la mañana se escucharon una y otra vez en Alba himnos militares y de la falange...

Estaba preocupado era el segundo día que no sabía nada de Matías.

Esa noche, varios tiros y gritos le despertaron. Furtivamente se asomó a la ventana y observó cómo unos cuantos Guardia Civiles derribaban la puerta de la casa de Matías y lo registraban todo. Le pareció infinito el tiempo que tardaron en salir y cuando lo hicieron con las manos vacías y sin nadie, se alegró. Al menos no habían detenido a su amigo y familia.

A la mañana siguiente no pudo resistir más, así pues aprovechó el despiste momentaneo de su madre y se escapó, cruzó y entró con mucho cuidado en aquella casa en donde quizás se había sentido más feliz en su vida.

Todo estaba revuelto, platos tirados por los suelos, macetas volcadas, cajones medio abiertos, papeles esparcidos por todos lados...
Avanzó hasta llegar al cuarto de Matías, allí estaban casi todas sus cosas...desordenadas, rotas...y entre el marasmo vió el libro de Ciencias con el que habían pasado tantas tardes estudiando juntos. Lo cogió escondiéndolo bajo la camisa y salió corriendo de allí.

Se sentía cada vez más triste, no sabía nada de su amigo, ¿donde estaba? ¿que sería de él? ¿estaría en apuros?...Mientras pensaba en eso, ojeaba el libro de Ciencias, que era lo único que le quedaba de él...y cuando llegó al último tema encontró una nota. El corazón empezó a latirle cada vez con más fuerza.

Querido Pascual,

Ojalá algún día encuentres esta carta, no he podido decirte nada, no he podido despedirme de ti...todo ha sucedido tan rápido...la sublevación de los militares, el aviso de que mis padres estaban amenazados...no sé si podré escribirte todo lo que quiero, pronto vendrá un compañero del partido e intentará llevarnos a la frontera francesa...

Te amo, siempre te he amado, desde que te conocí... El primer día que te ví ...me pareciste tan guapo...y es verdad, aquel día fuí un poco estúpido contigo, me gustaste, y mi reacción fue, esa, intentar hacerme el interesante...¡Que comportamiento más tonto!

Pero cuando le cogí los relatos a mi padre y leí el tuyo...fue precioso... descubrí tu interior. Eras una persona con ilusiones, puro, de gran corazón, sensible, tierno, inteligente...aunque preso de unos valores, de una forma de pensar que no te correspondían...

Después de ese momento sólo pensaba en tí, no había nada más importante que tú, todas las otras cosas me eran indiferentes...mi mente sólo estaba ocupada en conseguir una oportunidad para estar contigo....Nunca he pasado más miedo que el día que te ofrecí venir a mi casa a jugar a las cartas...Temía que me dijeras que no...

Te voy a confesar algo...la asignatura que siempre se me dió mejor eran las Ciencias, y cuando descubrí que era tu preferida, lo que disfrutabas con ella, empecé a suspenderlas a posta para así tener una oportunidad de estar contigo a solas...Era tan feliz cuando te veía disfrutar tanto explicándome algo, me sentía tan bien cuando notaba que ponías lo mejor de tí para intentar que yo lo comprendiera...

De todas maneras había algo que me preocupaba tanto...y es no saber si a tí te gustarían los chicos...el encontrarme con que no tuvieran ningún interés para ti....al menos me consolaba cuando te acariciaba y tu no me rechazabas...Sin embargo me es imposible explicarte con palabras cuando aquel día despues de jugar tanto tiempo juntos en el agua, salímos y vi que te habías puesto "palo"...pensar la posibilidad de que yo te gustara...eso fue la mejor sensación de mi vida...y más adelante cuando en la conversación me lo confesaste...esa noche no pude dormir de la emoción...

Pascual, me has dado los días más felices de mi vida...y sin embargo ahora me tengo que ir por la puerta de atrás...sin despedirme de tí, sin haberte contado de palabra esto...Se que te he demostrado algo de lo que te quiero, pero ha sido tan poco en comparación de lo mucho que te amo...

Nuestra intención es establecernos por ahora en París en la casa de mi tía, en la parte inferior te voy a dejar las señas...y así quizás podamos enviarnos cartas...la simple idea de no volver a saber nada de tí es para mi terrible... Te deseo lo mejor...y quizá alguna vez volvamos a vernos....

Pascual aquella noche lloró y lloró...sobre su corazón sintió una opresión que jamás antes había sentido...

FIN

5 comentarios:

Borja Lázaro dijo...

Tan hermoso y tan triste a la vez T__T

Peace-for-ever dijo...

Un final precioso, pero ¿No hubo reencuentro? ¿No se escribieron? ¿Qué fue de Pascual? ¿Y de Matías?

Un abrazo.

Valkan Smith dijo...

Hola, bueno esto es algo que al terminar de leer la historia simplemente no pude dejar pasar. Nada personal. Tampoco quiero que suene ofensivo o que lo digo solo por molestar, pero la verdad ni el final, ni el principio, ni nada me gusto y es que no lo digo de manera subjetiva, sino que intento que mi critica sea lo mas objetiva posible. La historia esta mal y son varios errores y huecos enormes que dejaste a lo largo de este pequeño relato que brindaste a tus lectores.

De verdad, no tomes esto a mal, mi intencion, reitero, no es molestar, ni chingar, ni nada de eso; lo unico que intento es tratar de dar un comentario critico y que te sea util para que te pongas a buscar esos errores y huecos de los que hablo.

De antemano te pido una disculpa si es que te ofendi.

Seu dijo...

Jo... no estaba yo hoy para finales tristes...
Me ha parecido bonito el relato de manera global :)

Flecha Azul dijo...

-Borja Lázaro: :)...Me alegro que te gustara.

-Peace for Ever: El final quedó abierto, tu mismo...¿Que deseas que les pase a Pascual y Matías? :)

-Valkan Smith: No te preocupes, no me molesta que me digas que no te gustara...nunca llueve a gusto de todos ;)
Es más, te invito a que si te apetece comentes los errores que dices haber visto...piensa que, si los cometí, fue inconscientemente y no me va a ser facil encontrarlos yo mismo.

-Seu: :) :) Piensa que siempre podrán reencontrarse en París...de hecho hubo un final alternativo a este en que así era ;)...pero preferí dejarlo abierto, para que acabes la historia como más te guste :)

---------------------
Gracias por vuestros comentrarios.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

 
© 2011 Todos los derechos reservados