Enamorarse de un amigo

La amistad es una relación emocional y racional entre dos personas que se sienten unidas por unos lazos afectivos que les inclinan a desearse lo mejor posible y a ayudarse a alcanzarlo, por eso los amigos se ayudan a salir de las dificultades y se apoyan para conseguir aquello que creen que uno necesita, aunque no siempre acierten. Los buenos amigos en realidad se aman, con ese amor que nos inclina a procurar el bien a otra persona sin esperar nada a cambio, aunque a veces (equivocadamente) exijamos ser correspondidos.

Por todo lo dicho, uno puede imaginar que no es difícil enamorarse de un amigo, de nuestro mejor amigo o amiga. De hecho, no es un algo extraño, sucede con mucha frecuencia que el sentimiento de amistad se transforme en enamoramiento. Puede ocurrir que ese amigo con quien compartías confidencias, ya que no lo veías como posible pareja, comience un día a interesarte de forma distinta y que empieces a ver en esa persona que hasta el momento no había despertado tus instintos, aspecto que te resulten atractivos y despierte en ti una pasión irrefrenable que te hace desearle de una forma distinta, y eso tanto se puede producir de repente como suceder de una forma paulatina, descubriendo poco a poco atractivos que no habías sospechado que tuviera.

En estos casos la ventaja es que ya os conocéis y sabéis el uno del otro gustos, virtudes, defectos, y hay una buena relación, una comunicación fluida y conocéis bien lo que tenéis en común de forma que no hay sorpresas, pero también despierta el miedo a no ser correspondido y a perder esa amistad que en general es muy valiosa. Es difícil recuperar una amistad después de un romance fallido.Ante una situación como esa hay tres caminos: ocultárselo, confesárselo o intentar conquistarle. Casi nunca se tiene claro como va a reaccionar ese amigo del que uno se ha enamorado ni si está dispuesto o no a corresponder.

Ocultárselo tiene el defecto de que ese sentimiento, desconocido por el amigo, va a acabar indefectiblemente interfiriendo en la amistad y tarde o temprano acabará deteriorándola sin que el amigo acabe de comprender que está pasando. Además, en el caso de ser correspondido, al no recibir señales claras puede que le acabemos desalentando.Confesárselo directamente, en teoría es lo más noble, puede pillarle desprevenido o no dispuesto a cruzar la línea que separa la amistad del amor e incluso generarle miedo a hacer daño a su amigo al que quiere de otra forma... Aunque conozco algún caso en que siguen siendo tan amigos después de tal confesión que no era correspondida.

Intentar conquistarle, tiene la ventaja de que le damos tiempo para que se vaya preparando, pero corremos el riesgo de que considere poco noble esa vía indirecta de hacerle saber lo que sentimos por él (o ella).Si ese amigo es del mismo sexo que uno, las cosas se pueden complicar bastante, puesto que uno tiene que saber aceptar ese amor homosexual luchando a veces contra sus propios prejuicios, a no ser que uno lo tengo ya asumido previamente y se acepte como homosexual, bisexual o lo que sea, pero además, al ser el colectivo LGBT minoritario, la probabilidad de que el amigo o amiga objeto del enamoramiento esté en condiciones de asumir una relación amorosa de ese tipo suele ser también baja, pero la vida está llena de sorpresas y nunca sabremos de nuestras posibilidades reales si no lo intentamos.

¿Y tú qué crees que harías o qué has hecho si ya te ha pasado? En ese segundo caso ¿Cómo te fue?

Un abrazo.

9 comentarios:

Seu dijo...

Qué post más oportuno! Lo cierto es que un amigo de mi infancia hace algún tiempo me confesó que había tenido alguna experiencia homosexual (Cuando él siempre había sido hetero) y bueno pues me dijo eso. Ahora está en la fase de experimentar cosas.
Lo cierto es que me gusta. Pero no sé si es ese cariño que lleva la amistad, si es algo más, si puede ser algo más... qué confuso! jajaj

En fin...

dolmance dijo...

bueno una vez me enamore de mi mejor amigo un chico sensasional de esos que aporecen una vez en la vida pero lamentablemente no ewra gay asi que deje las cosas ay habeces es mejor tener un buen amigo que un mal polvo

Peace-for-ever dijo...

Seu: Esas cosas son delicadas, una cosa son las aventurillas y las experimentaciones aunque pueden tener consecuencias no deseadas nos son lo mismo que los enamoramientos que es a lo que quería referirme en el texto.

De todas formas creo que tu caso si te apetece tener algo con él tiene las mismas posibles opciones que el que planteaba: hablarlo claramente, intentar que sea él quien te busque (conquistarlo), o callar para siempre...
--

dolmance: Evidentemente, yo también preferiría un buen amigo que un mal polvo. Está claro que si sus preferencias sexuales no te incluían como candidato poco más podías esperar.
--

Gracias por pasaros y muy especialmente por el comentario.

Un abrazo.

Franco XX dijo...

hola pues hace poco padeci del mismo mal, mi mejor amigo hetero ha despertado enormes sentimientos y ante eso no me quedo mas remedio que alejarme, bastante triste diria yo, porque no se lo confese y el problema es que, yo mismo abri una brecha enorme de esas en las que construir un puente seria demasiado arriesgado !!!!

Flecha Azul dijo...

Me ha encantado tu post!!...como de costumbre...

Me he sentido totalmente identificado leyéndolo.

Precisamente la primera persona por la que sentí verdadero amor fue por un buen amigo, pero no pudo ser. :(...es una larga historia que mejor dejarla para una tarde de café si algún día tenemos la oportunidad de conocernos en persona... :)

Lo que si fui es un cobarde porque nunca le dije nada...

Un abrazo!

Peace-for-ever dijo...

FrancoXX: Me parece que es muy frecuente que pasen cosas como esa. Poca gente es capaz de actuar de la forma más racional, hay demasiados sentimientos, demasiadas emociones implicadas que nos impiden tener la cabeza fría.
--

Flecha Azul: Me alegra que te haya gustado. Creo que somos muchos los que hemos pasado por eso y que por una razón u otra no hemos sabido hablar claramente com la otra persona implicada. Espero que algún día podamos disfrutar de ese café.
--

Muchas gracias por pasaros y muy especialmente por comentar.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

a mi me ha pasado, el amigo en mi caso lo que hizo fue conquistarme poco a poco. Tan poco a poco que le llevó 2 años conseguirlo. Ahora estamos en pleno romance, que no sé como terminará pero de momento está siendo precioso.

Anónimo dijo...

Yo se lo confese y me fue mal porque el no deja de ser mi amigo, pero nada mas y a veces hasta bromea, la otra particularidad es que no quiere que terminemos la relacion que tenemos, el acepta que estoy enamorado de el y creo que hasta le agrada pero de ahi nada mas, siempre cuando quiero dejarlo hace lo posible por mantenerme a su lado pero no quiere ir mas alla. Estoy desesperado y no se que hacer.

- ------------:-:------------- - dijo...

Muchas grascias por escribir el post. me hiz sentir menos solo. Yo afronte esa situacion desde año y medio. gusto ahora llevo una semana de crisis or el tema.
despues de 33 años siendo hetero, conocer a este amigo me cambio y me hizo darme cuenta que ser gay en muy hermoso. pero tambien. duele mucho.
Un abrazo y sigan asi.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

 
© 2011 Todos los derechos reservados