Tópicos gays


Quisiera utilizar esta entrada para hacer una recopilación de tópicos gays a los que me he tenido y tengo que enfrentar constantemente, pero de buen rollo, que todos sabemos que los tópicos son muy seductores porque "simplifican" mucho la realidad. A ver si os identificáis con alguno.


  • Somos muy sensibles. Imagino que este tópico viene dado por otro más manido aún que dice que las mujeres son mas sensibles y emocionales que los hombres. En este caso, es incluso más despectivo, puesto que la emotividad se ve como un lastre frente a la racionalidad y frialdad tradicionalmente asociadas al hombre. Sobre este tópico solo puedo decir que cada persona es como es y no por ser gay tienes que ser más o menos sensible.
  • Nos encanta Eurovisión / Mónica Naranjo / Kylie Minogue / Lady Gaga / cualquier cantante solista femenina que prodigue la imagen de chica sexualmente agresiva y sin complejos. Es cierto que a la mayoría de los gays que conozco les gusta Eurovisión, y al que no le gusta Kylie le chifla Gaga, y viceversa. Realmente, considero que es una tontería, ya que estoy convencido de que a muchos heteros les ocurre lo mismo, pero se callan por la represión que les supone este tópico.
  • Las lesbianas son unas machorras y camioneras / los gays tienen mucha pluma y les encanta depilarse. Falacia brutal donde las haya. Conozco a chicas lesbianas que son el sumum de la feminidad, y otras que son más grandes que yo (y yo soy grande, jajaja)… pero también me ocurre con las heterosexuales, así que nada. Y respecto a los gays, seguir pensando en eso es ridículo, teniendo en cuenta la gran variedad de estéticas a elegir (no olvidemos a los “osos”, que se jactan de no tener pluma y de no depilarse, algo que tampoco es 100% cierto). De por sí, este tópico obliga a adoptar una determinada estética “acorde con tu condición sexual”. Pero, ¿eso para qué sirve? ¿Es el paso previo a tatuarnos en la frente nuestra condición sexual? ¿La sociedad se queda más tranquila si somos fácilmente distinguibles?
  • Somos unos promiscuos. No todos somos promiscuos, pero lo cierto es que los que lo son tienen más publicidad. Sólo hay que poner la tele y ver como las series y películas son las primeras en alimentar este tópico. Creo que esto se asocia a la consideración de que los gays somos unos depravados que sólo buscamos sexo… y si los hombres sólo quieren sexo, pues si juntas a dos que lo quieren, apaga y vámonos. Es triste que este planteamiento siga en boga, especialmente por la lucha que ha tenido nuestro colectivo históricamente por conseguir el derecho al matrimonio y a la adopción.
  • Nos encanta cuidarnos. ¿Sólo a nosotros? ¿Acaso no vivimos todos sumergidos en una sociedad que idolatra la imagen exterior? ¿No estamos sometidos a un constante bombardeo de imágenes que exaltan la belleza y el culto al cuerpo? Creo que todos nos cuidamos, en mayor o menor medida, si no es de una manera es de otra. Por supuesto, siempre hay grados. Éste tópico me recuerda al anterior, respecto a que somos sensibles: se ha utilizado un tópico femenino y se nos ha adosado…
  • No tenemos amigos, solo amigas, y si los tenemos son gays también: Esto sí que no sé de dónde lo sacan, de verdad. ¿Por qué cuando salimos de ambiente solemos ir con gays? Pero no sólo hacemos eso, ¿no? En mi caso concreto, tengo amigos heteros, amigos homosexuales, amigas heteros y amigas homosexuales, y nunca me ha dado por contarlos. ¿No es suficiente con tener amigos? ¿Tenemos que catalogarlos? ¿Nos gustaría que nuestros amigos heteros nos clasificaran en un grupo diferenciado, no como “amigos” sino como “amigos gays”?
  • Odiamos el fútbol y nos encantan los realities. En esto sí que hay de todo. Es sorprendente la cantidad de gays que lo dan todo animando a su equipo, lesbianas que se sulfuran con Sálvame, heteros que lloran en la final de Supervivientes y mujeres que se saben al dedillo los nombres de los jugadores de su equipo de fútbol favorito. Volvemos a lo mismo: chicos, fútbol y mujeres, realities… y como los gays somos mujeres con rabo y las lesbianas chicos castrados, pues tan contentos. Claro que sí, hombre.
  • Tenemos buen gusto. A “se nota que eres gay por el buen gusto que tienes”. Y sinceramente, no supe que contestarle. Si me hubiera sicho simplemente, “que buen gusto tienes”, lo hubiera tomado como un halago. Pero así, era como si todo mi mérito, fuera innato en mí por ser gay. No es que me lo curre, que me plantee cómo hacer las cosas, cómo amueblar mi casa o cómo preparar una presentación en powerpoint. No tengo mérito, porque el buen gusto se me presupone. Parece que entre los gays, el buen gusto tiene que ser lo común, al igual que no parece que no existen gays con mal gusto, gays horteras, y gays que pasan de la moda, del arte, etc.
  • Debemos tener una profesión gay: Léase especialmente profesiones como presentadores de televisión, peluqueros, estilistas, decoradores, diseñadores, bailarines, gente de la farándula y del mundo del espectáculo, y periodistas. Estos últimos, del mundo del corazón, evidentemente. Esto va parejo al tópico anterior, como si una cosa fuera pareja a la otra. Como si todos los gays fuésemos magos del diseño y de la decoración. Artistas que se dedican a que el mundo sea más bello y que llevan el glamour por bandera. Cualquier gay trabajando en otra profesión, era algo que escapaba de las mentes que conformaban ese imaginario colectivo sobre nosotros. ¿Cómo iba a ser gay un político? ¿O ese cantante que encandila a las quinceañeras? Y mucho menos, ¿cómo iba a ser gay el fontanero, o el aparejador? Era algo impensable. No por no haberlos, sino porque dentro de las clichés más típicos sobre nosotros, eran profesiones en las que era imposible que hubiese gays. Aún me acuerdo del chiste que contaban de los estudiantes de arquitectura: “el arquitecto es aquel que no es lo suficiente gay como para ser decorador pero tampoco es lo suficientemente hombre como para ser ingeniero”. Y a mí me rechinaban los dientes. Hoy por fortuna, eso ha cambiado en España, y en buena parte de los países occidentales. A pesar de que todavía hay un porcentaje de población que sigue con sus “tópicos” sobre el colectivo gay, hoy existen gays fuera del armario en profesiones de lo más “heteras”.
  • Tenemos más dinero: Ese es uno de los grandes tópicos sobre el colectivo gay. Los gays tenemos más pasta que nadie, nos encanta derrocharla, y además, la crisis para nosotros es una leyenda urbana. Lo malo, es que incluso muchos de aquellos que nos quieren y defienden, hace uso de estos tópicos, sin darse cuenta de que los gays, como integrantes de esta sociedad, tenemos los mismos males que el resto. Hipotecas, paro, y los mismos problemas para llegar a fin de mes.
En fin, espero que os hayáis reído un poco y que no os hayáis indignado. Los tópicos son sólo eso, tópicos, y hay que hacerles el caso que se merecen, que es más bien poco. Aquí he puesto todos los que se me han ocurrido, pero ¡se aceptan sugerencias, por supuesto!

7 comentarios:

Nimphie Knox dijo...

¡Hola, Ocnebius!
Hace unos meses que sigo este blog, pero esta es la primera vez que dejo un comentario.
Me encantó esta entrada. Yo escribo historias de temática LGBTI y también me gusta mucho leerlas, y es increíble cómo la literatura a veces contribuye a la alimentación de estos tópicos que decís, a veces tan dañinos.
Agrego uno ;) "todos los gays son lindos" (WTF?!).

¡Un saludo desde Argentina!

Nimphie

Loя∂ χαи∂яє dijo...

XDDD lo malo es cuando cumples con la mayoría de los tópicos XD
Soy sensible, me encanta eurovision y todas esas cantantes XD, me encanta cuidarme, solo tengo amigas o amigos gays, ODIO el futbol, tengo buen gusto (o eso me han dicho XD)y kiero ser diseñador XD
Soy un tópico andante!!! debería preocuparme? XDDDDDDDDDDDDDDDDD

Peace-for-ever dijo...

Ya sé que es para reírse, pero me da mucha pena que todos esos tópicos nos enmascaren tras una falsa imagen... Y al final hay quien me ha dicho, sabiendo de mi orientación sexual, que lo disimulo muy bien... ¿Disimular yo? Si es que soy así y me gusta ser como soy...

Un abrazo.

Kotei dijo...

Todos utilizamos los topicos alguna vez, lo malo es que los gay´s muchas veces pueden llegar a ser una losa muy dura para poder salir hacía delante, pues se utilizan con mofa.

Un beso

Hiddai dijo...

Es tirste en la medida de la afección que produzca en el hombre/mujer encuestión, ya que esa persona puede intentar engañarse a sí mism@ teniendo otro carácter o modificando su voz... intentándolo, vaya.

PD: un rumor muy extendido en mi barrio atribuye a los gays un miembro mucho más dotado que la media entre heterosexuales; no sé qué fuentes tienen, pero tampoco va a ser cuestión de desmentir el mito... xD

Anónimo dijo...

Primero he de decirte que me encanta este blog -3-
Luego, que lo de los tópicos ha sido interesante (aunque la verdad es que solo conocía algunos, y están esos que me han dejado alucinada LOL).
(Y, tal vez sea porque he visto mucho Aquí no hay quien viva (una serie española donde algunos personajes son gays), pero yo diría que poco a poco están desapareciendo estos tópicos, al menos en la tele (por lo de Aquí no hay quien viva xD dado que, aunque uno de los personajes principales sea bastante afeminado y sensible(y tiene más amigas que amigos, si mal no recuerdo P:),su pareja es abogado y todo un bombón atrae-chicas (recuerdo como se ponía de celoso cuando el abogado ponía lo que según él era su "sonrisa de hetero", pfff XD). Eso si, felizmente gay -w-(y tienen incluso un hijo con una amiga, que aparte es lesbiana :3. 2x2, dos papis y dos mamis para el niño afortunado X3)).
¡Eso si! Otros tópicos siempre tienen tendencia a aparecer (algunos que incluso te hacen dudar entre si están esteorotipando (¿está bien escrito? o.ô) a los hombres homosexuales o a las mujeres LOL), y el del buen gusto puede llegar a ser muy irritante (igual que el de la "pluma" D8). El del dinero...fuu,¡Ojalá! XD.
...Lesbianas machorras...*recuerda a la lesbiana de Aquí no hay quien viva* Seh, seguro *sarcasmo* XD

Anónimo dijo...

me encanta esto como se llame es muy bueno...buue..y bien predistante adios

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

 
© 2011 Todos los derechos reservados