Sobre el Orgullo


Éste, para mí, es un tema delicado. O no... quizás extraño. No sé, nunca le di muchas vueltas y por eso mis reflexiones pueden ser un poco vagas, contradictorias y confusas.

'El Jefe' (Fer) nos comentó que iba a haber una serie de posts sobre el Orgullo 2011. Reconozco que últimamente he estado ocupado, pero a veces le daba una pequeña pasada a este tema. He pensado tanto y tan poco sobre ello. Quizás porque apenas sé nada y puede que esos posts me ayuden a tener una nueva perspectiva.

"¿Está eso bien?¿tiene sentido?" Estas eran preguntas que siempre me surgieron. Luchar por lo que somos, por la igualdad, demostrar que no somos diferentes, que existimos. Para eso pensaba yo que eran los desfiles y las manifestaciones tan coloridas. Vivo en una ciudad pequeña, lo reconozco, pero aquí también hubo algún desfile en algún momento y yo, la verdad, ni siquiera me molesté en ir a verlo. No me gustan, los comprendo, pero no los comparto.
Pero están bien.

Creía que si queríamos demostrar que no somos diferentes, no deberíamos actuar como tal. Que montarnos en una carroza y bailar no era lo adecuado, porque así les daríamos la razón a los demás. Nadie vería una lucha por derechos, verían tópicos de maricas y maricones.
Pero... ¿qué importaba lo que pensaran los demás? Nunca me importó ser el raro, el que hablaba poco, pero... hay cosas y cosas.

Llegué a la conclusión de que cada cuál podía hacer lo que mejor le pareciese. Total, la gente sólo mira para sí misma y para su culo. Muchas veces me equivoco, pero siempre he querido aprender de mis errores y escuchar a los demás. Es un perspectivismo abrumador el existente. Pediría a cien personas que le sacasen una foto a la misma catedral y, en cada una de ellas, lograría ver algo distinto, una opinión, un punto de vista, una figura o un detalle. Todo formaría parte de la misma verdad. Ahora me gustaría conocer todas vuestras fotos, todos vuestros seres.

2 comentarios:

Mário dijo...

Hay que se buscar la igualdad de tratamiento, y no intentar demostrar que todos somos iguales, que no lo somos... pues todos los seres humanos son únicos y distintos el uno del otro. Y está ahí, en las diferencias , una parte de la belleza humana.
Y bueno, si a mí o a ti no nos gustan las extravagancias, a muchos sí que les gusta, y hay que respetarles el derecho de enseñarlas y quien las quiera ver; que nadie está obligado a asistir al Orgullo.
Y si uno u otros juzgan a todos los homosexuales porque ven tal extravagancia y no les gusta, y entonces se creen que somos todos iguales (los homosexuales), bueno, me parece que sólo ellos tienen la culpa de no poder razonar con más inteligencia, analizando que generalizar en esta situación es una estupidez de pensamiento.
Y, por fin, cada uno debe hacer lo que le da la gana desde que eso no sea robar, matar, ofender, o humillar al prójimo.
Que cada uno viva su vida y se fije en su vida antes de pensar en juzgar a los otros (exceptuándose los jueces :P).

Peace-for-ever dijo...

A mi me parece que en estos casos necesitamos unirnos para defendernos, para reivindicar y que para eso lo bueno es buscar lo que nos une, y unir fuerzas en esa línea...

Un abrazo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

 
© 2011 Todos los derechos reservados