Crecen los divorcios gays



Hace unas semanas leí en un periódico de tirada gratuita que hay más divorcios en estos tiempos de crisis. Exactamente hay un 4% más en 2011 que durante el año pasado. Una lee el articulo sabiendo con anterioridad lo que va a encontrar: la crisis de los cuarenta como motivo mayoritario, porque según comentan, cada vez "nos aguantamos menos". Crece el divorcio y bajan las separaciones por la cuestión económica, porque el divorcio sí establece "por escrito" dónde van a parar los bienes comunes o de qué forma se reparten. La noticia en sí es de lo más común hasta llegar al apartado en donde aclaran: "Las separaciones gays se normalizan".

En un recuadro aparte, de color gris oscuro, especifica el artículo que desde 2005, año en que se aprobó la ley para que los homosexuales pudieran casarse, ha aumentado también el número de rupturas matrimoniales entre personas del mismo sexo. La mayoría de rupturas fueron entre parejas de gays, aunque el porcentaje de las de lesbianas tampoco es que sea radicalmente menor. No sé si estos datos ayudan en algo o no a normalizar la situación de rechazo que algunos mantienen contra el colectivo LGTB. Lo que sí creo es que es de agradecer que a día de hoy podamos disfrutar de los mismos derechos a la hora de decidir cómo y con quién unir nuestras vidas. Lo importante no es casarse o divorciarse, sino saber que uno tiene la opción, como el resto, para cuando la necesite.

4 comentarios:

Nimphie Knox dijo...

No creo que sea nada para alarmarse, al contrario, me parece que es algo normal. Lo que sí me molestaría sería que salieran los ultraconservadores a decir "¿para qué querían casarse si ahora se están divorciando?". Porque pasa, eh.

En fin, así como los heteros se divorcian, las personas gays también... Prefiero tomarlo como una señal de que no somos distintos los unos de los otros.

Saludos,

Sofía

Z dijo...

Creo que simplemente es un paso más en la normalización. Y divorciarse también es algo normal, todos conocemos alguien que se ha separado o divorciado, igual que todos conocemos a alguien que se ha casado. Pasar del no existir al existir, aunque sea poco, es un paso de gigante. Pasar del existir a que se demuestre que somos personas tan normales como cualquier otra, nos reafirma como colectivo y nos da una fuerza que, por nosotros solos, nunca tendríamos. La fuerza que da el hecho de que toda la sociedad se de cuenta de que existes, no por raro, sino por complementario.

No sé si me explico, pero, aunque parezca increíble, yo me entiendo, jajaja.

Peace-for-ever dijo...

Estoy con Z, si hay matrimonio hay divorcios... Otra cosa es preguntar-se por qué hay divorcios en general o si los LGBT nos divorciamos más que los heteros... En esa línea comentas que los gays se divorcian más que las lesbianas ¿Será por que la psicología de la mujer y la del hombre son distintas? ¿O no lo son?

Un abrazo.

Solitario dijo...

Bueno seguramente esas cifras de divorcios gays y lesbicos en aumento se deba a lo que se menciona en el primer párrafo del artículo, es como la causa y el efecto, las personas cada vez se soportan menos, se ponen más barreras entre sí y aunque no me guste decirlo, varias investigaciones apuntan a que se tiende a tener más preferencia por la promiscuidad que a la estabilidad afectiva. (relación estable).

Así que seguramente esto sea una consecuencia de todas estas causantes. Visibilizadas ahora también en nuestro colectivo.

Un abrazo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

 
© 2011 Todos los derechos reservados