Bifobia



Creo que hablo en boca de muchos al afirmar que hace tiempo teníamos una concepción del bisexual mucho más agresiva y equivocada que la de ahora.

Cuando asumí que era gay, el paso que había dado previamente (quizá ayudado por algún amigo que ya lo era) había sido el considerarme como bisexual.

- Vale, - me decía - me gustan los chicos pero las chicas también me atraen algo, aunque sea un poco. Algo hay. No sé muy bien lo que es pero sí, bueno... no.

Y en ese "bueno... no", está el paso a lo gay, al menos en mi caso, como digo.

Pues bien, cuando uno toma la decisión de dar ese paso y de considerarse a sí mismo, de ponerse la "estúpida" etiqueta e insertarse de lleno en el mundo G de lo LGTB comienza a ver todo con ojos diferentes.

Pongámonos en el caso de aquellos trabajadores que deciden hacer huelga y que ven a los esquiroles como personas incapaces de arriesgarse, por mucho que les cueste, y acudir con todos a unirse a su petición. Parecido a estos huelguistas me sentía yo cuando salí del armario y veía a las personas bisexuales pululando por aquí y por allá no sabiendo bien si por moda o por verdadera convicción. El asunto es que los había y me causaban ese rechazo.

Para mí eran los más cobardes. Mientras yo me enfrentaba a un creciente rechazo (al menos así lo sentía yo ) por tener bien asumida mi condición sexual, mientras sufría por no poder alcanzar mis deseos y por creer que siempre tendría colgado ese sambenito, otros estaban tan contentos, sin preocupacíon de ningún tipo, pues podían disfrutar de mujeres, llegado el momento también de chicos... y no desesperarse en el camino.

Muchos hemos creído que lo de la bisexualidad era una simple moda procedente (como casi siempre) de Hollywood, una moda que le hacía a uno especial o más atractivo si cabe, pero que esa "sexualidad" no implicaba un verdadero activismo por lo LGTB, eran los que tiraban por el suelo todas las luchas y los que simplificaban o frivolizaban el problema de la homofobia. Pues si a ti, al igual que a mí, te ha pasado esto o has sentido algo de lo que he descrito en los últimos párrafos: has padecido de bifobia.

A la hora de designar estas fobias no es bueno andarse con rodeos y medias tintas. Suele ocurrir lo mismo cuando hablamos estadísticamente de los malos tratos a las mujeres y determinadas personas le quitan importancia a esas cifras vergonzosas: "tan malo no será, las discusiones son de dos, algo habrá hecho para que le pegue..." Pues no, el maltrato está ahí y no sólo por tener moratones en el cuerpo se sufre el maltrato, sino también por los moratones, como dirían los cristianos, del alma.

Una vez conscientes de esta nuestra totalmente irracional fobia aunque pensemos que nos podemos basar en realidades como la moda, la imitación de famosos también bisexuales, etcétera, no queda otra que tratar de subsanar el error y hacérselo ver al resto de la comunidad LGTB. Esa "B" parece estar escondida, parece no tener ninguna importancia.

No deberíamos olvidar esos estudios que señalan que todo ser humano es en primer término bisexual y que poquito a poco (según lo que vea en la tele, o en su familia) se va decantando por uno u otro lado de la moneda. Por tanto (al igual que ocurre con el ateísmo) no se hace uno bisexual, sino que vuelve a la situación originaria. Si alguien es hetero o gay es muy posible (basados en estos estudios que se cree que pueden tener mucho de verdad) que en un principio, con un año o dos, comenzase a moldear su personalidad y a cambiar hacia lo que sería ya el resto de su vida.

El problema principal de los bisexuales, por tanto, es la incomprensión y la desaparición en la "cosa pública". Cuesta muchísimo encontrar, al menos en España, a bisexuales famosos declarados como tales. No existe o bien no se ha conseguido, por cierto, una normalidad para la orientación bisexual.

Es aquí donde numerosas asociaciones pro-derechos LGTB están haciendo campaña: la visibilidad y la comprensión por el resto de colectivos es primordial.

Posiblemente, y no sé ya si por modas o qué, en un futuro aparezcan muchos más bisexuales en el mundo y se convierta en la sexualidad mayoritaria de la población. Y es que no cabe duda de que estamos creando (en contra de las derechas y el conservadurismo denigrante que plantea la imposibilidad de cambios) nuevos órdenes simbólicos que acogen y acogerán en su seno a algunas formas de vivir perfectamente compatibles con las tradicionales y que harán más rica, diversa y habitable nuestra sociedad futura.

2 comentarios:

Peace-for-ever dijo...

Muchas gracias eGeo, creo que ya sabes que aunque yo no sea un famoso de esos que salen por la tele y las revistas hace mucho tiempo que defiendo mi bisexualidad.

Un abrazo.

Julio César Zamora Ramos dijo...

¡Interesante artículo! yo al ser bisexual he sufrido la ya mencionada bifobia.

No entiendo por qué la sociedad te va orillando a que te "definas" y más aún no entiendo por qué los homosexuales que sufren discriminación te discriminan por se bisexual.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

 
© 2011 Todos los derechos reservados