Sueña, bailarín



Sus manos se rozaron y las del chico rubito estaban heladas. El moreno sintió cómo un escalofrío le recorría de arriba a abajo. El rubito se fijó en el detallé y sonrió. De sonrisa tierna y amable, con sus labios tiernos, que daban ganas de besar.

El moreno rememoró el primer encuentro, la primera vez que se vieron y que bailaron juntos. Todo había sido rápido, emocionante. Habían conectado y habían bailado hasta la extenuación. Finalmente, cayeron al suelo, agotados y descansaron fundidos en un abrazo. Como si el mundo hubiese dejado de existir, como si se parara el tiempo, como si no hubiese nadie más en la sala.

El moreno se había encariñado del cuerpo, de la sonrisa, de la barba de cuatro días de su compañero. En realidad, de todo su ser. Pero sobre todo de su forma de bailar. Era perfecto para él, podrían amarse hasta el final de los días y continuar sin rencores. En los ensayos se miraban y sonreían, no les importaba lo que pensaran sus compañeros y compañeras. Ambos estaban cansados de vivir con miedo al que dirán; bailaban y bailaban sin parar.
Mejoraron rápidamente en sus portés, sus acrobacias eran limpias y pulcras, sus movimientos fluidos como el agua... los compañeros empezaron a envidiarles. Pero ellos vivían en su mundo. Pasaban las horas ensayando, bailando hasta que, agotados, caían al suelo y descansaban abrazados.

Apenas hablaban, pero no era necesario. No usaban palabras, para expresarse, usaban su cuerpo entero.

El moreno sabía lo que sentía, lo que su corazón le decía... pero no estaba seguro de lo que sentía o pensaba su compañero de rubios cabellos. No quiso esperar más, le dolía la espera. En el vestuario, cuando se quedaron a solas, fue hacía él, le abrazó y se lanzó a por el primer beso.

5 comentarios:

Solitario dijo...

Que bonito relato !!! Me deja con la intriga, toda esa armonía, toda esa gracia. Y el momento del climax.

Muy lindo!!

Un abrazo!!

:::X@Vy::: dijo...

El moreno me recuerda al gran amor de mi vida... : (

Peace-for-ever dijo...

Es bonito eso de hablar sin palabras... Y la narración en muy linda y romántica. Muchas gracias.

Un abrazo.

Seu dijo...

Solitario-> Me alegro mucho de que te haya gustado :)

X@Vy-> No quise personalizar mucho a los personajes, así cada cual le podía poner cara al rubio y al moreno. Sólo les puse color de pelo por crear un pequeño identificador, una pequeña distinción. Así podría llegar a más gente... :)

Josep-> Es precioso hablar sin palabras y lo digo por propia experiencia :) Me alegro de que te haya gustado :)

Flecha Azul dijo...

oooh!...es una historia muy linda :)

Siempre admiré la capacidad de transmitir tanto sin palabras...de hecho en algo que escribí hace tiempo el bailarín era mi personaje favorito... :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

 
© 2011 Todos los derechos reservados