Budismo y Sexualidad



Hace un tiempo leí un artículo sobre cómo aborda el tema de la sexualidad la religión budista, y me llamó la atención porque parece tener una visión mucho más natural a otras religiones, por ejemplo el cristianismo, islamismo o judaismo que lo consideran como algo más bien negativo...

Me gustó, la idea de una religión más abierta y no tan llena de reglas, al menos en este tema.

Os pongo un resumen a ver que opinais ;)

Dicen los entendidos en la materia que a la sexualidad no se le prestaba una especial atención en las escrituras budistas clásicas, porque en la época y en el entorno cultural de donde se redactaron no constituía un tabú. De hecho sólo hay un único precepto relativo a este tema, que para los monjes y monjas, recomienda el celibato pero en el caso de los laicos, se refiere únicamente a no cometer adulterio.

No obstante en esta religión no hay ninguna autoridad tipo Papa o institución como pueda ser el Vaticano, entonces no existe una "versión oficial", si no que cada escuela y cada maestro aconseja según sus propios criterios, muchas veces influenciado por el contexto histórico o cultural del país donde se encuentre.

Como consecuencia de esto, el budismo ha tenido matices en la percepción de la sexualidad, pero en general, sostiene que es una importante manifestación de la energía vital en el ser humano, considerándola una fuerza capaz de unir a dos seres y de crear nueva vida.Intrínsecamente no se le da un valor ni bueno ni malo, puede ser tanto una fuente de vida, de gozo, de comunicación, de éxtasis como también puede provocar dolor, soledad, depresión, frustración...

A lo que realmente le da importancia es a la actitud interior del individuo, somos nosotros mismos quienes le daremos un sentido positivo o negativo. Debemos ser prudentes, ya que tanto la abstinencia sexual y la represión son tan, física y psicógicamente, dañinas, como una promiscuidad desmedida...

Hoy en día la mayoría de las escuelas consideran que la sexualidad juega un papel fundamental en la pareja, pero insisten en que igualmente importantes son los vínculos afectivos, la comunicación, el respeto, los proyectos de vida compartidos, la educación de los hijos...Es más, de una forma similar a lo que sucede con el tantra hinduista, la energía sexual puede canalizarse hacia la espiritualidad porque al fin y al cabo son una misma energía.

O sea, que de ningún modo sexualidad y espiritualidad son conceptos antagónicos si no perfectamente compatibles. El deseo que acompaña a la actividad sexual puede ser educado y dirigido hacia un estado de felicidad y de gozo mayor que el que proporciona el propio acto, sin negar por ello el placer propiamente sexual. Todo dependerá de nuestra actitud interior.

En relación con la homosexualidad, aunque los textos budistas tradicionales fueran escritos desde el punto de vista de un hombre heterosexual, no muestra ningún tipo de rechazo. La práctica de la homosexualidad ha sido habitual en los monasterios budistas a lo largo de la historia, dado que los monjes y monjas tuvieron prohíbido durante siglos el matrimonio y las relaciones heterosexuales, y aunque mantuvieran una cierta discrección, las sociedades budistas de Asia han sido muy tolerantes a este respecto. Es más parece que ésta fue aceptada por el propio Buda permitiendo en vida la ordenación de monjes homosexuales.

En la actualidad, muchos abades y abadesas de templos y monasterios son abiertamente homosexuales, sin que ello suponga ningún tipo de prejuicio por sus seguidores. O sea que, una persona homosexual será muy bienvenida en la práctica budista, y sólo deberá aprender, tal como todos, a cultivar el respeto y la tolerancia hacia los demás. Porque el verdadero espíritu de esta religión, es enseñar a buscar la armonía interior y la paz más allá de las divisiones creadas por nosotros mismos....

4 comentarios:

Seu dijo...

Muy interesante, la verdad :)

Peace-for-ever dijo...

Tenia noticias de que esto era así, incluso creo que la los adolescentes abiertamente homosexuales no son rechazados por sus compañeros.

Un post muy interesante. Muchas gracias.

Un abrazo.

Jesse dijo...

Yo tambien me enteré de aquella percepción tan abierta, y que es la única que no da importancia a la orientación sexual, sino a la persona como un individuo equilibrado.
Por lo menos tenemos a una religión que nos apoya.
Me ha encantado.
Besitos.

Thiago dijo...

La verdad es que no sé, pero suena bien, claro que yo no creo ni en mi religión que es la verdadera, como para hacerme budista, y si para follar con ellos me tengo que meter a monje, pues no me trae a cuenta, pq los orientales la tienen pequeña, según dicen, jaja

Bezos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

 
© 2011 Todos los derechos reservados