Queer as Folk




Hoy os traigo una serie pionera de temática LGBT. La aclamada y criticada serie "Queer as folk". De esta serie existen dos versiones, la estadounidense y la británica. La primera está basada en la segunda, pero como yo la que conozco es la versión americana, hablaré de ésta, dejando un poco de lado la británica. Aunque si no me equivoco, siguen argumentos paralelos...

La serie narra la historia de un grupo de amigos gays que viven en Pittsburgh. En cada capítulo, se mezclan humor, drama y sexo para generar una explosiva mezcla de emociones y sentimientos. Los personajes de la serie son muy variados y juegan roles muy diversos, lo cual hace posible que a lo largo de los capítulos, se vean distintas perspectivas de distintas situaciones cotidianas y diferentes aspecto del mundo homosexual.

Brian, el homosexual heterófobo, hermético y lujurioso. Justin, el adolescente que sale del armario y descubre su primer amor gay. Ambos formarán la perfecta pareja en torno a la cual girará la serie.

Michael, el mejor amigo de Brian; hijo de Debbie, mujer orgullosa de su hijo homosexual y que actúa como conciencia y consejera de todos los miembros del grupo.

Melanie
y Lindsay, la pareja lésbica de la serie. Parece la más estable pero aún así tiene sus continuos altibajos.

Ted, un contable acomplejado por su físico y Emmet, el más estrambótico y versátil de todos los personajes.

Estos son los principales personajes que le aportan distintos colores y sentimientos a la serie. Una serie que no sólo es sexo como muchos piensan. Aborda temas complejos y profundos. Problemas que afectan a toda la comunidad. Temas como la discriminación, la soledad, el sida, la prostitución, la adopción, la incomprensión y, por supuesto, el amor. Los personajes se enfrentarán a todos estos problemas haciéndonos sentir y vivir lo que ellos viven y sienten. Luchando día a día por que la sociedad no les señale como a extraños.

Fue aclamada y bien recibida por muchos sectores. Una producción que no tenía como tabú las relaciones homosexuales y todo el erotismo que conllevan, sino todo lo contrario. Alegre y colorida, pero con dilemas morales. Aclamada también la música de vanguardia empleada como banda sonora.

No voy a contar toda la trama de las cinco temporadas. No soy un spoiler. Pero sí diré que yo vi la serie completa y me gustó. Me gustó identificarme en algunos aspectos y aprender en otros. La gente me dijo que era un vicioso por ver ese serie. Está sazonada con un ingrediente muy picante que es el sexo, sí. Pero... si sólo te quedas con el sexo, has perdido el tiempo viendo la serie. Porque el trasfondo y las conclusiones que puedes extraer de cada capítulo son muy valiosas.

Llamarme sentimental, pero sueño con encontrar a mi Brian Kinney, o a mi Justin Taylor, y tener un relación la mitad de intensa y bonita de lo que se muestra en la serie. Al fin y al cabo, las series están hechas para entretener, aprender y soñar.

Si no la habéis visto, la recomiendo encarecidamente. Si ya la habéis visto, comentar que os pareció.


1 comentarios:

Peace-for-ever dijo...

Todo el mundo LGBT habla de esa serie. Creo que no me queda otra que verla...

Un abrazo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

 
© 2011 Todos los derechos reservados