Vientres de alquiler



La Ley 14/2006 de 26 de mayo sobre Técnicas de Reproducción Humana Asistida, en su artículo 10.1, dice que “será nulo de pleno derecho el contrato por el que se convenga la gestación, con o sin precio, a cargo de una mujer que renuncia a la filiación materna a favor del contratante o de un tercero”. Los españoles, sin embargo, se saltan esta norma y se marchan al extranjero a gestar a sus hijos.

El problema surge a la hora de legalizar la situación del menor. Cuando lo hace una pareja heterosexual no existe ningún problema: se inscribe en el Consulado español como hijo biológico y se acabó. Pero ¿cómo justifica un hombre que el pequeño que porta en sus brazos no tiene madre? Para eliminar este contratiempo, en octubre de 2010 el Ministerio de Justicia, a través de la Dirección General de los Registros y del Notariado, dictó una instrucción que permite inscribir en el Registro Civil a todos los niños nacidos en el extranjero a través de los llamados vientres de alquiler. Con esto se podría pensar que el problema ya está solucionado, pero parece que no es así, ya que un juez acaba de anular el registro de dos niños, hijos de una pareja de hombres valencianos, porque el tribunal considera que “una persona no puede ser objeto del comercio de los hombres”. De esta manera, esos niños han dejado de tener nacionalidad española y se les ha condenado a un limbo jurídico; son hijos de sus dos padres en Estados Unidos pero no en España, país del que ni siquiera son ciudadanos.

Desde la Sociedad Española de Fertilidad piden que la ley se modifique y se permita la maternidad subrogada para evitar estas situaciones rocambolescas. Además, argumentan que, acceder a esta práctica sólo está al alcance de economías saneadas, porque las parejas tienen que viajar a países donde está permitido, como Canadá, Israel, Grecia, Nueva Zelanda, Ucrania, Sudáfrica y Estados Unidos. Véase como ejemplos Miguel Bosé, la baronesa Thyssen, Robert de Niro y Nicole Kidman. Lo mismo hará el empresario Quique Sarasola o Jesús Vázquez. En contra de esta práctica se alzan algunas voces que consideran este método como una nueva forma de explotar el cuerpo de la mujer.

¿Creéis que con dinero, una pareja homosexual podría inscribir a su hijo en España? Últimamente vemos en todos los medios de comunicación cómo la Justicia de este país está en entredicho por motivos similares: parece que puedes obtener una condena menor, o directamente evitarla, si cuentas con una economía lo suficientemente saneada. Aunque tengamos en cuenta que, de por sí, el alquiler del vientre puede costar a partir de 80.000 euros, si hablamos de Estados Unidos; la mitad en Ucrania. En la India, el país más barato, de los 25.000 euros que pagan los futuros padres, sólo alrededor de 5.000 llegan a la madre portadora, lo que para ellas significa la salida de la pobreza, ya que equivale al sueldo de muchos años de trabajo.

La pregunta clave es: ¿os gustaría que fuese legal en nuestro país la maternidad o gestación subrogada –vientres de alquiler-?

Por otra parte, ¿pensáis que los vientres de alquiler son una nueva vía de explotación de la mujer? Hay sectores que la interpretan como poco menos que una nueva forma de prostitución, ya que, por lo general, una mujer dona su cuerpo para este fin si tiene una necesidad económica acuciante. Pero, ¿no habría mujeres generosas capaces de prestarse a ello para ayudar a una pareja que no puede engendrar si existiera una ley razonable y la transacción económica fuera controlada y legal?

También hay personas que se muestran plenamente en contra de esta práctica, aludiendo a la vinculación afectiva que surge entre madre e hijo en el proceso de gestación. La madre de alquiler se quedaría, de esta manera, con lo peor del proceso: molestias del embarazo, posibles riesgos durante el parto, ruptura del mencionado vínculo afectivo… todo por dinero.

Hay quien considera que debería potenciarse la adopción como medio para que una pareja pueda obtener un bebé. Pero ¿una adopción es acaso más sencilla? También se necesita mucho dinero y paciencia: hay padres que esperan años y, a veces, el ansiado hijo nunca llega. Y todo ello sin mencionar los problemas añadidos que podrían darse si se trata de una pareja homosexual, a pesar de que la adopción homoparental es legal en España para parejas casadas (no para parejas de hecho, que, por el momento, sólo contempla las uniones heterosexuales)… por ahora.


Fuentes 1, 2, 3

4 comentarios:

JoseGor dijo...

Siempre he pensado que es un absurdo no legalizar este tipo de cosas. Es (salvando las distancias) como el aborto o la prostitución: se va a hacer de todas formas, al menos regúlalo para que se haga bien.

Yo quiero tener hijos pero sin el recurso del vientre de alquiler y el más que probable cambio del término "matrimonio homosexual" por "unión homosexual" que nos dejará sin derechos de adopción no veo la forma.

Nos empujan a situaciones absurdas para alcanzar la felicidad :( Y es que hay ciertos sectores ideológicos de nuestra sociedad que consideran de vital importancia decidir sobre la vida personal de los demás.

Isaac J dijo...

Para nada es forma de explotación, deberían regular legalmente este tipo de prácticas precisamente para evitar que alguna de las partes salga perjudicada.

No veo porque sería una nueva forma de "prostitución".

Flecha Azul dijo...

Yo soy de los partidarios de la adopción...no es que esté en contra de los vientres de alquiler...pero quizá si concentraramos todos los esfuerzos en facilitar la adopción, agilizar sus trámites, disminuir sus costes lograríamos que todos esos niños abandonados por sus padres, o que los perdieron en un accidente/catástrofe natural, o simplemente nacieron en un mal ambiente, tuvieran la oportunidad de un futuro, a la vez de la felicidad compartida de formar una familia ya sea hetero, homo o mono parental...

Peace-for-ever dijo...

Me molesta que se comercie con estas cosas. ya que se presta a toda clase de abusos. Otra cosa es que una persona se preste a hacerlo por otras razones.

Aunque está claro que todas esas prohibiciones son inútiles y solo sirven para crear situaciones absurdas y creo que se deberían de suprimir.

Un abrazo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

 
© 2011 Todos los derechos reservados